CARACAS, viernes 22 de agosto, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
| 16/03/2012
UN SANTUARIO DE PIRATERÍA
Un mensaje de dependencia y debilidad humana es el que recrea la obra teatral Navaja en la carne, en la sala Experimental del Celarg
PATRIZIA AYMERICH
Navaja
0 0a

Tomado de Caracas Dos Máscaras - Ropa que cuelga, peces, la mujer maravilla, el casco de un motorizado, balones. Parecemos estar en un basurero, entremezclados en una cantidad de elementos sin relación de una escenografía dispar.

Navaja en la carne, en una fuerte intención textual de señalar la sincera, pero putrefacta, carencia de valores de sus personajes, se traduce en un santuario de la piratería. No hallo mejor analogía de lo que representa la pieza que ese pequeño espacio de escenario a la derecha del público, sutilmente aislado del resto de los elementos: un altar hecho de discos piratas y la imagen en serie de la Virgen.

Sin lugar a dudas, el sitio donde viven los protagonistas de esta obra está bendito pero obliga a mantenerse bajo una que otra reflexión inducida. Inducida en cuanto a la dependencia de amigos, drogas, desesperación, como el resto de la vida y que, de vez en cuando, se da un respiro en reflexiones que ellos mismos no quieren profundizar, como ¿quién es el culpable de no tener dinero? O ¿quién es el culpable de no poder vivir? Estas mismas preguntas son las que, de repente, surgen esporádicamente en las mentes de cualquier persona cuando deja de estar inducida por la gravedad de Caracas, y el peso de la ciudad que empuja inminente hacia abajo.

La carne de Navaja en la carne es débil, tanto la que, muy acertadamente, el dramaturgo nos quiere reflejar en las pieles de Vado y Neusa, como en las voces de los actores que no terminan de explotar el texto. Pero la carne también es sensible y en un basurero se puede encontrar cualquier cosa para cortarse, para encarnarse, para quedarse, aunque se quiera salir. Y es allí, precisamente, donde permanece la vigencia de este guión original de Plinio Marcos, autor brasileño que buscaba hacer hincapié en la vida de los marginados que habitan en las favelas de Brasil, donde la línea entre lo bueno y lo malo es efímera, pero existe un sentido de permanencia tan arraigado que hace difícil que alguien pueda o quiera salir hacia un sistema de sociedad diferente.

Neusa, la prostituta, es además el personaje ancla. Ella es quien se encarna al chulo de Vado para no quedarse sola, porque la independencia es demasiado grande para compartirla, porque es mejor cuando se bota el sufrimiento en el otro y se olvida que es de uno. El personaje que parece el menos fuerte, es así porque se evade a sí mismo, evita la pregunta y no busca la respuesta, y menos la salida a todos los problemas que la sumergen en la miseria.

De hecho, lo particular es que cada personaje se refleja en lo que dice él mismo y no en como lo describen los otros.

El director y actor de la pieza, Alberto Alcalá, afirma que la selección de la pieza se debe a una necesidad personal de romper con la estigmatización de los textos brasileros, sumado a la intención de dar a conocer una serie de artistas nacionales que colaboraron con la puesta en escena, como el fotógrafo Nelson Garrido y el escenógrafo Rafael Sequera.

Para Alcalá, Navaja en la carne es el “pedal para futuros proyectos en Brasil, Colombia y otros estados de Venezuela”. El montaje será redimensionado a un formato cine-teatro de 70 minutos de duración, en una versión HD que combinará con videoarte.

Navaja en la carne se presenta en la Sala Experimental del Celarg, los viernes y sábados a las 8:00pm, y domingos a las 6:00pm.

Sigue la movida teatral a través de www.caracasdosmascaras.blogspot.com o en Twitter: @CcsDosMascaras

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas