CARACAS, viernes 24 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Cultura | 25/04/2012 | 2 Comentarios
El amor es complicado
"De todas todas" pone en escena a El Señor y a El Joven quienes conviven juntos en una relación amorosa. A pesar de estar agradecido El Joven decide irse del apartamento para casarse con una mujer
JOAQUÍN LUGO
De todas todas
0 2a

En el Teatro Escena 8, el Grupo Theja presenta De todas todas, texto y producción general de José Simón Escalona, producción ejecutiva de Angélica Escalona y dirección de Javier Vidal.

La obra pone en escena a "El Señor", un hombre mayor, que convive con "El Joven" en una relación que considera amorosa. A pesar de estar agradecido con las facilidades que ha tenido y el equilibrio que ha logrado en su vida, El Joven decide irse del apartamento que comparte con El Señor porque se casará con una mujer. Este es el punto de partida de un texto bien hilado que utiliza de forma espléndida el lenguaje y se apoya en un fino humor. Sin embargo, el final le deja al público la responsabilidad de imaginar lo que podría ser la continuidad del argumento.

Con un evidente contenido homoerótico, el texto se destaca por los pequeños soliloquios que sirven de comienzo y vinculación de las secciones de la acción. Estas escenas, en las que El Señor reflexiona acerca de lo que significa el amor, constituyen la premisa del autor y sobrepasan las relaciones homosexuales para representar a cualquier relación de pareja.

Además, el uso de nombres genéricos para los personajes indica que cualquier "Señor" o "Joven" podrían verse reflejados.

La dirección se plantea en términos del realismo con un manejo correcto del desplazamiento y equilibrio escénico. Establece una vinculación con el público cuando los personajes emplean la tarima que está al frente del escenario. Se destaca el uso de video como apoyo para contar la historia y para presentar los pensamientos de los personajes.

La ambientación recrea a cabalidad diferentes espacios del apartamento y se integra con el desarrollo de la historia, así mismo el vestuario de Giovanni Scutaro se percibe correcto en el estilo elegante en que atavía al Señor y en la forma particular que viste al Joven para reflejar los beneficios que posee en su relación. De igual forma, la selección musical se convierte en un símbolo más de la escena porque crea la atmósfera idónea en cada una de las situaciones.

En las actuaciones, Gonzalo Velutini se muestra veraz y pleno de matices como El Señor.

Compone excepcionalmente su personaje porque aprovecha cada frase que dice y se apoya en la gestualidad para exteriorizar las emociones de su personaje. Por su parte, Nacho Huett como El Joven es intenso en su interpretación y maneja de forma pertinente las intenciones que corresponden a cada situación, pero puede moderar la tendencia a exceder la tensión en varios momentos.

En definitiva, un montaje para reflexionar, con la ayuda del humor, acerca de lo complicado del amor en las relaciones humanas.

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas