TAL CUAL MARTES 21 DE MAYO DE 2002

ECONOMIA

Esperando por Sudamtex

El futuro de las acciones de la empresa textilera en el mercado de valores aún es incierto. Además, no ha notificado su situación a la BVC

TalCual
La CNV no tiene nada que decir sobre el futuro de las acciones de Sudamtex, y la Bolsa de Valores tampoco

El mercado de capitales se mantiene a la expectativa sobre lo que pasará con las acciones de las empresas Sudamtex y Venaseta. Aunque hace poco más de una semana se suspendió por un día la cotización del título en el mercado de valores local, aún se desconoce cuál será la decisión definitiva de la Comisión Nacional de Valores (CNV), ya que este es el órgano regulador que tiene potestad para determinar si se suspende o no la cotización de las acciones de las empresas en el mercado de capitales.

Aída Lamus, presidenta de este organismo, fue consultada al respecto por TalCual, y manifestó que "no tenía nada que decir", pues ya se había publicado toda la información al respecto.

El corro capitalino tampoco puede fijar una posición, pues no ha recibido comunicación oficial de Sudamtex. Hasta ahora, lo único que ha llegado a la Bolsa de Valores de Caracas (BVC) es la información emitida por la CNV respecto al cierre de las plantas de la textilera en Maracay. Ademáas, la BVC no tienen autonomía para la cotización de las acciones de Sudamtex y Venaseta. La bolsa sólo interrumpe las cotizaciones en el mercado por órdenes de la CNV. Según informó un funcionario de la consultoría jurídica de la Bolsa de Valores, probablemente este jueves 23 de mayo, en reunión de la junta directiva, se tome una decisión respecto a la posición oficial que asumirá este organismo.

El 16 de mayo del 2002, la junta directiva de Sudamtex acordó cerrar sus operaciones en el Complejo Industrial de Maracay, luego de estudiar la realidad de la empresa, y para salvaguardar el patrimonio existente, a pesar de que la firma venía registrando problemas desde finales del año pasado. Esta decisión fue dada a conocer por el presidente de la compañía, Antonio Villegas, a través de un comunicado dirigido a la CNV.

Actualmente, la empresa mantiene una deuda de 50 millones de dólares con la banca. La textilera tiene previsto continuar las gestiones con la banca con el objeto de refinanciar estos montos y de esta manera cumplir con los compromisos adquiridos. El motivo del cierre fue precisamente para poder cancelar las deudas, ya que no se sabe si más adelante es posible cubrir los costos financieros del negocio.

Sin embargo, son muchos los elementos, tanto internos como externos, que propician condiciones adversas, con respecto a la reestructuración de las deudas que mantiene la empresa con la banca.

 
Envíele este
artículo a un amigo
Antes de marcar este
artículo presione aquí
Imprima
este artículo


inicio