CARACAS, jueves 23 de octubre, 2014
Facebook Twitter RSS
Temas del día
Entretenimiento | 12/03/2012 | 1 Comentarios
Tolerancia inspiradora
El Manzano Azul está ambientado en Los Andes. La semana pasada fue la premier de la película en Mucuchies. Las salas de cine la esperan para el 23 de marzo. Su director, Olegario Barrera, considera que la cinta hecha en 6 semanas ofrece un símbolo a la tolerancia
SCARLE GARCÍA
El Manzano Azul
0 1a

Nació en las Islas Canarias. Se crió en el campo hasta los nueve años, cuando llegó a Venezuela. Olegario Barrera cuenta que tuvo una muy buena relación con su abuelo, y "de cierta manera El manzano azul sale de ahí. A lo mejor es algo de añoranza, o un deseo inconsciente de volver a ser niño".

Este hombre de cine estrenará pronto su sexta película. El guión se venía gestando desde hace varias décadas. "Siempre hay mucho de uno en un guión propio. Este texto comienza a redactarse de la necesidad de dejar por escrito recuerdos de la infancia, de mi abuelo y que quizás atiende a un homenaje a los campesinos y su relación con la tierra".

Desde su ópera prima Pequeña revancha (1984) hasta el último film Una abuela virgen (2007) sus temáticas han sido diversas. En esta oportunidad, esta ficción está especialmente dedicada al público infantil.

El protagonista de la cinta es Diego (Gabriel Mantilla). "Simplemente es un niño con carencia de afectos que debe pasar sus vacaciones en un pueblito andino. Alejado de Internet, la televisión y los videojuegos, se encierra en sí mismo, cuestión que para él es una desgracia, al principio. Sin embargo, como director no presento ningún alegato en contra de las tecnologías".

Para el pequeño de 11 años, el gélido páramo y la relación distante con su abuelo Francisco (Miguelángel Landa), a quien casi no conoce, dificulta su proceso de adaptación. Pero, en 90 minutos vive experiencias que lo marcan para el resto de su vida.

¿UN MANZANO AZUL?
Al ver el trailer del filme, la pregunta obligatoria es: ¿Un manzano azul? Todo se explica porque en el huerto del señor Francisco hay un árbol azul y su fruto es un manzano del mismo color. "Ese manzano es añil porque le dio la gana y eso lo respeto. En el fondo es un símbolo a la tolerancia. Cosa que el viejo trata de inculcar al nieto".

La película está ambientada en Los Ándes (Mucuchies, exactamente). Hay un homenaje a la gente del campo y sus costumbres. Por eso, la semana pasada se efectuó la premier de El manzano azul en la comunidad donde se filmó.

"Bajo lluvia, con intenso frío y no en la comodidad de una sala, sino en una plaza se proyectó por primera vez. La gente decía que se sentían gratificados al verse reflejados con toda su idiosincrasia", describe Barrera.

Durante las seis semanas de rodaje, hubo escenas en donde las personas de Mucuchies participaron activamente en la obra de Barrera. Gabriel Mantilla fue el único chico citadino. Los demás niños son andinos. "Fue un casting largo, en todas las escuelas de los pueblitos, porque no es fácil para alguien desenvolverse si nunca ha estado frente a una cámara".

El director tiene pensado poner a El manzano azul en la competencia del Festival del Cine Venezolano y en otros internacionales. Ya tienen listos los subtítulos en inglés y francés para que el filme viaje. Aunque, asegura que la prioridad es que lo vean los espectadores en las salas.

El próximo 23 de marzo, El manzano azul llega con 20 copias a las salas de cine de Barquisimeto, Maracay, Valencia, Maracaibo y Caracas
 

 
Tu Comentario
Para participar, necesitas ser usuario registrado en TalCual. Si no lo eres, Regístrate Aquí
Correo Clave
Caracteres restantes: 280
Las opiniones aquí emitidas no reflejan la posición de TalCual.

TalCual no se hace responsable por las opiniones emitidas en este espacio.

TalCual se reserva el derecho de no publicar los comentarios que utilicen un lenguaje no apropieado y/o que vayan en contra de las leyes venezolanas y las buenas costumbres.

Los mensajes aparecerán publicados en unos minutos.
Destacadas